Existimos para traer esperanza a los más pequeños, protegiendo los derechos humanos básicos de los niños y niñas mientras educamos y empoderamos a las familias en El Salvador.

REINTEGRACIÓN

Facilitamos un ambiente
físico digno para cada
niño y cada familia.

EDUCACIÓN

Empoderamos a familias
completas, dándoles acceso
a educación formal
y aprendizaje básico.

DESARROLLO

Proveemos atención emocional
y apoyo espiritual para reparar
relaciones y ayudar a las familias
a aprender de Jesús.